Cirugía Menor, sin límites

GEMA FREIRE – ¿Hasta dónde es capaz de llegar la cirugía menor en Atención Primaria? Ésta es, sin duda, una pregunta difícil de contestar, porque se trata de un campo dentro de Enfermería imparable y profundamente atractivo, que requiere una actualización constante de los conocimientos y técnicas a emplear. Uno de los objetivos de los enfermeros que practican a diario la Cirugía Menor en Atención Primaria, es ir incorporando nuevas técnicas que permitirían optimizar los recursos y descargar a los hospitales de ciertas intervenciones que se pueden realizar en los centros de salud de manos de un enfermero.

Con este fin, Manuel Domínguez Romero, el enfermero que practica la Cirugía Menor en el Centro de Salud de Loreto-Puntales (Cádiz) presentó un trabajo al Congreso Internacional de Barcelona, basándose para ello en un estudio descriptivo de la actividad que realizó a lo largo del año 2015. “Hacemos una descripción demográfica y epidemiológica de los procesos que atendemos y de lo que se hace en una consulta de Cirugía Menor, intentando justificar la rentabilidad de una consulta de este tipo en Atención Primaria”, señaló Domínguez.

Este enfermero es uno de los docentes del Curso de Experto de Cirugía Menor que se imparte en la Universidad de Cádiz; la duración del mismo son 9 meses y eso le obliga a estar formándose permanentemente. “El curso en Cádiz ha cumplido este año su 14 edición; si cada uno de ellos tiene una media de 35 alumnos, pues imagínate a cuántos enfermeros hemos formado. A esto hay que añadirle los cursos que impartimos en los Distritos, los del Colegio de Enfermería, los de los sindicatos, y los que hacemos fuera de Cádiz”, indicó.

Manuel Domínguez es, por tanto, uno de los enfermeros de referencia en la provincia de Cádiz en lo que a la práctica de la Cirugía Menor se refiere. En este sentido, agradeció al Colegio de Enfermería de su provincia la apuesta firme que siempre ha hecho por la implantación de estas técnicas en los centros de salud, y recordó que gracias a la suma de todos estos esfuerzos se ha conseguido un importante avance y que se vayan incorporando nuevas técnicas. Su próximo reto, implantar la Dermatoscopia en los ambulatorios, “algo que nos parece fundamental para prestar un servicio de mayor calidad a la población”.

Primum non nocere